Salud de Gilber Caro esta severamente comprometida a un año de su detención en Carabobo

Dos semanas son suficiente. Se han convertido en el medidor de la desmejorada salud del diputado Gilber Caro en un calabozo de Carabobo. Su familia se impresiona en las visitas que le permiten cada 15 días por la consecuente pérdida de peso y el estado en el que se encuentra por el aislamiento que le han practicado.

A un año de su detención, sus abogados, compañeros de partido, parte de la fracción de Voluntad Popular (VP) de la Asamblea Nacional (AN), amigos y familiares cercanos, se concentraron la mañana de este viernes en las puertas del Centro de Formación del Hombre Nuevo El Libertador, ubicado al lado del penal de Tocuyito, para exigir su libertad.

La diputada de la AN, Adriana Pichardo, denunció que los últimos 10 meses de su detención han sido en aislamiento celular y tortura blanca y alertó que el caso es el más grave en cuanto a violación de derechos humanos en el país.

“A él se le violó su inmunidad parlamentaria, Gilber no debería estar aprehendido y menos con presos comunes en una cárcel de penados, porque si él de verdad cometió un delito debió estar en su casa hasta que la propia AN le levantara la inmunidad y eso no ocurrió, por eso este es un caso inédito en la historia legal de Venezuela”.

Nueve veces ha sido diferida la audiencia preliminar del legislador. Su abogada, Theresly Malavé, pidió una vez más el traslado de Caro al Centro Nacional de Procesados Militares de Ramo Verde. “Aquí su vida corre peligro porque está cárcel es para penados y él es un preso político y debe estar con sus pares”.

El diputado fue detenido el 11 de enero de 2016 mientras transitaba junto a Steicy Escalona por la Autopista Regional del Centro, a la altura del peaje de Guacara, donde presuntamente se le incautó una importante cantidad de armas y municiones.

El 1 de junio el Tribunal 6to en funciones de control militar de Carabobo lo privó de libertad durante la audiencia de presentación que se realizó este jueves tras 143 días de su detención.

La juez Luz Mariela Santafé determinó los delitos de sustracción de armamento militar y traición a la patria contra el parlamentario de Voluntad Popular.

Caro fue trasladado a un calabozo de la cárcel 26 de Julio en Guárico al día siguiente de la aprehensión. Ahí estuvo hasta el 8 de mayo, cuando fue llevado al Centro de Formación del Hombre Nuevo Libertador, ubicado en Tocuyito, donde su salud ha desmejorado considerablemente y a donde viajan sus dañina idea cada 15 días para poder verlo. Su madre, Velania de Caro, ya tiene tiempo sin visitarlo tras un accidente cerebro vascular que sufrió hace tres meses.

Escalona recibió la medida sustitutiva de presentación cada 15 días ante el tribunal militar carabobeño el pasado 24 de noviembre.

Con información Caraota Digital

Ver También

PoliGuacara arrestó a dos presuntos estafadores en el casco central

Durante labores rutinarias de vigilancia y patrullaje, efectivos del Cuerpo de Policía de Guacara arrestaron …